Nota de prensa alegaciones Ley Agraria 19-02-2018

 

ASAJA-BALEARS HA PRESENTADO ANTE LA CONSELLERIA DE AGRICULTURA UN PLIEGO CON MAS DE 100 ALEGACIONES AL ANTEPROYECTO DE MODIFICACIÓN DE LA LEY AGRARIA

ASAJA-BALEARS ADVIERTE DE QUE LA FUTURA LEY,  PODRÍA INVADIR COMPETENCIAS ESTATALES. ADEMÁS, SOLICITA UN ARTICULADO MÁS CLARO SOBRE LOS CRITERIOS A ESTABLECER PARA LAS ACTIVIDADES AGRARIAS Y LAS COMPLEMENTARIAS DE LA AGRICULTURA

Palma, 19 de febrero de 2018.

 

Según Joan Simonet, Gerente de ASAJA-Balears, el hecho de que el Govern pretenda introducir modificaciones en las actividades agrarias definidas en leyes estatales de obligado cumplimiento hará que esta ley sea impugnada como tantas otras aprobadas por el actual Govern. También hay artículos que van en contra de la de unidad de mercado y prohibiciones a ciertas formas de cultivos como los modificados genéticamente que van en contra de las directrices de la UE

 

Asimismo, ASAJA-Balears se opone a endurecer aún más los requisitos para realizar instalaciones agrarias y complementarias tales como naves agrícolas, almazaras, bodegas, invernaderos, redes de riego o eléctricas para suministro de explotaciones agrarias… todo ello elementos imprescindibles para una agricultura moderna, rentable y de calidad. Además solicita que se recuperen los supuestos que se aprobaron en 2002 cuando Mateu Morro era conseller de Agricultura.

 

La propuesta del conseller Vidal también limita la posibilidad de realizar actividades de venta directa rentable al limitar la superficie de los espacios destinadas a la misma a solamente 75m2.

 

ASAJA-Balears quiere que se deje meridianamente claro la innecesaridad de declaración de interés general para toda la actividad agraria y complementaria en todo el suelo rústico pues se trata de actividades propias de este tipo de suelo, sea protegido o no. En la propuesta actual no se recoge esta situación dejando a la interpretación de los técnicos municipales su ejecución.

 

También propone que se priorice el uso de agua para el riego en el suelo rústico antes que para usos residenciales no vinculados a explotaciones agrarias.

Propone un nuevo articulado en cuanto a la posibilidad de realizar actividad agroturística en las explotaciones agrarias ya que el redactado de la propuesta, resulta “caótico”, ya que impone “unas condiciones más duras que las actualmente existentes y sin las ventajas que implicaba la ley 12/2014.

 

Se propone  otro artículo donde se desarrolle el concepto de Agroestancia con los siguientes principios:

-El modelo a seguir sería el de “Bed & Breakfast” que existe en el resto de Europa. Habría que asegurar una habitación y desayuno. No es necesario un baño individual, ni una recepción permanente, ni otros servicios que se exigen en los establecimientos de alojamiento.

-Debe ser un modelo agrario, no turístico. Por tanto, no de vería estar sometido al Interés General, sino que tiene que ser un uso admitido en todo tipo de suelo; no debe pagar el impuesto de turismo sostenible (la agricultura que se hace en la explotación ya contribuye suficientemente a la sostenibilidad del territorio); no tiene que estar sometido a limitaciones de plazas ni planes de territorialización.

– Solo se podría hace en todo tipo de edificaciones existentes de explotaciones agrarias preferentes, legalmente construidas, que ya no tengan una utilidad en el momento de la propuesta y que su utilización no comporte la construcción de otras para sustituirlas. No limitar las viviendas existentes dentro de la explotación.

-No hay que pedir una antigüedad específica de las construcciones que se quieren habilitar para realizar la actividad.

-Se deben establecer un máximo de plazas, pero que tengan un volumen para ser rentables. Estimamos que este número de plazas debería ser superior a 12 (seis habitaciones). Menos de esta cantidad haría difícil la visibilidad de la actividad, teniendo en cuenta un nivel de ocupación medio anual de en torno al 40%.

 

En resumen, el modelo de agroestancia debería ser el que acabe siendo mayoritario en el suelo rústico, que esté vinculado a la actividad agraria de forma real, que sea el más fácil de realizar que el modelo de vivienda vacacional y que realmente genere unas rentas para mejorar la cuenta de resultados de la explotación a final de año.

 

En resumen, el gerente de ASAJA-Baleares explica la propuesta hecha “es un despropósito surgido de la improvisación y la falta de conocimiento de la realidad y sin tener claro qué modelo se quiere crear” influenciado por opiniones políticas radicales que no técnicas que no atienden a las necesidades reales del sector y que le restringen herramientas para poder competir por sí mismo de forma rentable abocando al sector a sobrevivir exclusivamente a base de subvenciones públicas y tutela de una administración cada vez menos agrarista y sí ambientalista urbanita

 

Por todas estas razones, ASAJA-Balears considera de justicia que el Govern Balear admita a trámite y dé por aceptadas dichas alegaciones que plantean la necesaria modificación de la redacción de varios artículos del citado Anteproyecto de Modificación de la Ley 12/2014 Agraria.