¿Quienes somos y que pretendemos?

ASAJA BALEARS es la principal organización profesional agraria de la Comunitat Autónoma de les Illes Balears. Se constituye sin ánimo de lucro e inspirada en principios democráticos, y nace como respuesta de los propios integrantes del sector primario, sean personas físicas o jurídicas, individuales, pequeños, medianos o grandes, para la defensa y promoción de sus intereses, de una forma independiente y profesional, y para un eficaz desarrollo del sector.

ASAJA BALEARS pretende ser un claro ejemplo de lo que debe significar, hoy en día, una organización profesional, compatibilizando la reivindicación constante de los intereses del sector primario balear con el mejor servicio posible al asociado, a través de los diferentes departamentos y de sus más de 25 sectoriales.
ASAJA BALEARS es la única OPA de las Illes Balears presente en todas las islas de nuestra Comunidad Autónoma y también es la única que representa los intereses de todo el sector primario balear ya que cuenta con una sectorial de Pesca.

Como organización ASAJA BALEARS integra en su seno todas las ramas de la actividad agraria en sus modalidades agrícola, ganadera, pesquera, de aprovechamiento forestal, agroindustriales, cinegéticas, de gestión medioambiental e incluso las modalidades de actividad complementaria en el medio rural y marino, como pueden ser el agroturismo, el pescaturismo, la venta directa de las producciones, etc… .
ASAJA BALEARS promueve el asociacionismo agrario apoyando la creación de cooperativas, Sociedades Agrarias de Transformación (SAT), agrupaciones de productores y otras sociedades cuyo objeto sea la comercialización conjunta de los productos agroganaderos.

ASAJA BALEARS cuenta con una sede central en Palma de Mallorca, y cinco puntos de atención a los socios, repartidos por toda la geografía de la Comunidad Autónoma. Además está integrada a nivel nacional en ASAJA que, a su vez, también es la mayor organización profesional agraria de España, con la sede nacional en Madrid, con 15 centros regionales, 40 oficinas provinciales y 810 oficinas locales, además de una oficina de representación permanente en Bruselas.

Nuestro objetivo principal es la defensa de las explotaciones familiares y empresas agrarias bajo cualquier forma de iniciativa privada, y su desarrollo como actividad económica viable, buscando la mejora de las condiciones de acceso de los jóvenes y las mujeres al ejercicio de la actividad, su capacitación y formación profesional, y en general defendiendo tanto a nivel local como a nivel nacional e internacional, la competitividad del sector agropecuario. Además, se pretende cada vez más destacar el carácter multifuncional de la agricultura y ganadería, con sus repercusiones positivas en el medio ambiente, el paisaje y el territorio, derivadas de la propia actividad agraria.